ACCESO ASOCIADOS

eurovisión ópticos

Grandes para tu visión

Defectos de visión

La miopía es una anomalía refractiva del ojo, en la que éste es un poco más alargado de lo normal y como consecuencia de ello, la imagen de los objetos se forma delante de la retina y no exactamente sobre ella, lo que produce una imagen imprecisa y una visión borrosa.

La persona con miopía es aquella que ve bien de cerca, pero mal de lejos.

El ojo hipermétrope enfoca los objetos detrás de la retina y no sobre la misma, debido a una capacidad de refracción disminuida o a un acortamiento del eje axial ocular, por lo que éste percibe una imagen imprecisa.

El hipermétrope ve de forma imprecisa de cerca.

La persona astígmata es aquella que tiene una visión imprecisa o desdoblada de los objetos, debido a una curvatura irregular de la córnea o del cristalino, por lo que verá mal tanto de lejos como de cerca

El astigmatismo suele ser habitual o innato en más del 90% de la población, aunque su compensación con lentes ópticas sólo será necesaria cuando:

Tenga una magnitud considerable por sí solo

Aparezca unida a la miopía o a la hipermetropía, produciendo imágenes borrosas o molestias oculares.

También se denomina vista cansada. Es un defecto o imperfección de la vista que consiste en la disminución de la capacidad de enfoque del ojo. Como consecuencia existe dificultad para ver nítidamente los objetos cercanos.

Con el paso de los años el cristalino pierde flexibilidad y no puede enfocar con claridad los objetos cercanos. Este defecto se corrige con lentes convexas.

Los síntomas aparecen alrededor de los 45 años.